CEPILLADO DE DIENTES: ¿CUESTIÓN DE TIEMPO O FUERZA?

El cepillado de dientes es una tarea a simple vista muy sencilla, si nos fijamos en los detalles a lo mejor no lo estás realizando bien. La presión del cepillado, la fuerza y el tiempo que le dedicamos no siempre es el que deberíamos.

Muchas personas piensan que mientras más rápido y fuerte sea el cepillado es mejor, creen que aplicando una mayor presión o utilizando un cepillo de cerdas duras es la mejor forma de remover la placa de los dientes; cuando en realidad pueden dañarlos. Cepillarse los dientes con demasiada fuera puede deteriorar el esmalte, irritar las encías, causando molestias o dolor de dientes y/o sangrado en las encías.

 

¿Cuál es el tiempo ideal de cepillado?

 

Como no hemos dicho en otras ocasiones, los profesionales recomiendan que te cepilles los dientes dos veces por dos minutos cada una. Un cepillado de dientes más corto puede suponer que no te dé tiempo de cepillar todos los ángulos y todas las caras de los dientes. Y si no te cepillas toda la dentadura, esos sitios que olvidas seguirán acumulando placa y bacterias.

 

Sin embargo cepillarte por demasiado tiempo los dientes puede irritar las encías, por eso el tiempo recomendado son dos minutos.

 

 

¿Qué es más importante, la duración o la fuerza con la que cepillamos nuestros dientes?

 

Ya hemos dejado claro que el tiempo ideal de cepillado son dos minutos, pero es importante que durante este tiempo el cepillado sea suave, es mejor seguro cepillarse los dientes suavemente por 2 minutos que muy fuerte por 30 segundos. Se te cepillas con demasiada fuerza puedas causar problemas en el esmalte que a la larga pueda causar caries.

 

 

La forma ideal de cepillarte los dientes

 

Cepíllate los dientes dos veces al día en sesiones de 2 minutos cada una para asegurarnos de tener tiempo suficiente de llegar a todos los rincones donde se acumula la placa en nuestros dientes. También es muy importante que te cepilles suavemente los dientes, pero con suficiente firmeza para remover la placa sin dañar el esmalte o lastimar las encías.

 

Para alcanzar una buena limpieza es importante utilizar cepillos de dientes cuyas cerdas estén en buenas condiciones, por eso hay que cambiar el cepillo de dientes como mínimo cada tres meses.

 

Para más información, consulta a tu odontólogo de confianza o consulta el Directorio MIS seguro encontrarás un especialista cerca de ti. 

 

 

Fuente: Clínica Arias

 

 



Enlaces relacionados

Salud bucal en las mujeres

La preocupación por la salud oral por parte de las...

5 COSAS QUE NO SABES SOBRE LA PÉRDIDA DE DIENTES

Cuidar de tus dientes es probablemente una de las primeras...

DIFERENCIAS ENTRE UN BLANQUEAMIENTO DE DIENTES CASERO O PROFESIONAL

El blanqueamiento dental se ha convertido en el procedimiento dental...

Agua… Elemento esencial en la salud bucal

Es muy saludable beber agua y además es bueno para...