Latest Posts

La extracción o exodoncia de los terceros molares o muelas del juicio, es un procedimiento quirúrgico el cual se debe de dar por un adecuado diagnóstico de acuerdo a las clasificaciones que se manejan actualmente (winter pell y gregory) para conocer la dificultad y complicaciones específicas del procedimiento.

 

Es por esto que en algunas ocasiones una radiografía panorámica no es suficiente y es necesario recurrir a otros medios diagnósticos como la tomografía. Es también muy importante considerar las principales condiciones sistémicas, hábitos y antecedentes como: tensión arterial alta o baja, diabetes, sinusitis, radioterapia y/o quimioterapia, infarto al miocardio, embarazo, alergias, fumar, falla hepática o renal, ansiedad, entre otras.

 

Por este motivo, es muy importante confiar en tu odontólogo y seguir las indicaciones de forma estricta y consciente.

 

En palabras de la Dra. Gabriela Isabel González Víquez | Especialista en cirugía y patología dental

Encuentra un especialista cerca de ti en nuestro directorio de especialistas 

Bruxismo es el término con el que se conoce el rechinar de dientes, ya sea durante el día o mientras se duerme. Se produce cuando se aprietan fuertemente los dientes superiores con los inferiores y además se mueven de atrás a adelante y viceversa, generalmente de forma inconsciente.

 

Aunque algunas personas no presentan síntomas, el bruxismo puede llegar a causar: 

 

  • Dolor mandibular y de oído 
  • Problemas en la articulación temporomandibular
  • Dolor de cabeza
  • Ansiedad
  • Tensión
  • Sensibilidad dental al frío, el calor y los alimentos dulces
  • Insomnio

 

Las causas del bruxismo no se conocen suficientemente, aunque se considera que el factor desencadenante más importante es el estrés, aunque hay otros que pueden contribuir a su parición:

 

  • Alineación inadecuada de los dientes
  • La alimentación.
  • La postura.
  • Los hábitos de sueño

   

Causas del bruxismo

 

Tradicionalmente se han utilizado unos protectores dentales o férulas para evitar el bruxismo durante el sueño y de este modo prevenir los daños que este trastorno puede ocasionar en los dientes y los problemas de la articulación temporomandibular.

 

Sin embargo, las férulas no resuelven el problema y aunque desaparezca el dolor mientras se usan, éste vuelve a aparecer si se dejan de utilizar.

 

Precisamente, uno de los objetivos prioritarios del tratamiento es la eliminación del dolor, para lo que existen algunas alternativas:   

 

Ejercicios de relajación

 

  • Aplicación de hielo o paños calientes en la zona donde se produce el dolor.
  • Evitar comer alimentos duros y dulces.
  • Beber mucha agua.
  • Masajear las zonas donde se produce el dolor.
  • Dormir bien.

  

El tratamiento del estrés y la ansiedad pueden reducir el bruxismo; pero la opción más recomendada es que visites a tu especialista para que tengas un diagnóstico y una solución a largo plazo. Consulta el Directorio MIS seguro encuentras a un especialista cerca de ti. 

 

Fuente: Sanitas

Las enfermedades de las encías o periodontales afectan a millones de personas cada año y son la principal causa de pérdida de dientes entre la población adulta. Sin embargo, muchas personas no son conscientes de que tienen alguna enfermedad periodontal, ya que en sus etapas iniciales los síntomas pueden pasar desapercibidos.

 

Cómo inician las enfermedades periodontales.

 

Las enfermedades periodontales se producen por la acumulación de bacterias en la base las encías y entre los dientes. En esta fase hay muy pocos síntomas, pero si la bacteria se sigue acumulando puede causar recesiones en los dientes, dejándolos más expuestos a la placa y el sarro.

 

Una vez que la bacteria se mueve hacia el área de la raíz de los dientes, ya no puede ser removida con el cepillado de dientes, y empieza una fase en la que si se deja que la bacteria siga acumulándose se puede producir la perdida de dientes.

 

 

Cómo saber si necesito acudir a un odontólogo especializado en Periodoncia

 

Las enfermedades periodontales cuando reciben tratamiento pueden ser reversibles, pero mientras más avanzan su tratamiento se vuelve más largo y más caro, por eso es importante acudir a un odontólogo especializado en periodoncia si experimentas algunos de estos síntomas.

 

 

  1. Tus encías están enrojecidas, inflamadas o sangran cuando te cepillas los dientes o utilizas el hilo dental. Estos suelen ser los primeros síntomas de que están siendo atacadas por bacteria.
  2. Sufres de mal aliento crónicos o un sabor desagradable en la boca. La bacteria y las toxinas que se acumulan en las encías causan mal aliento y un sabor amargo que no se quita ni con el cepillado.
  3. Descubres que tus dientes se ven más largos, lo que puede ser señal de recesiones, o descubres bolsas profundas entre dientes y encía.
  4. Se altera la alineación de tus dientes o que sientes que algún diente se mueve.
  5. Notas alteraciones en tu mordida, si los dientes se mueven o están flojos notarás que tu boca se siente diferente al morder o masticar los alimentos.
  6. Observas que sientes dolor al comer, o mayor presión en los dientes y encías.
  7. Si sientes una mayor sensibilidad dental frente a los alimentos fríos o calientes.
  8. Si en tu familia hay antecedentes de enfermedades periodontales, se ha demostrado que existe una relación genética.
  9. Si sufres diabetes, ya que la bacteria responsable de causar las enfermedades periodontales se alimentan de azúcar y las personas con diabetes suelen tener un mayor nivel de azúcar en la saliva, por lo que pueden ser más vulnerables a padecer una enfermedad periodontal.
  10. Si aún no has tenido una evaluación médica realizada por un odontólogo especializado en periodoncia, hay estadísticas que muestran que la mitad de los adultos mayores de 30 años sufren algún tipo de enfermedad periodontal, por lo que es aconsejable, que aunque no tengas ningún síntoma, te realices alguna revisión.

 

 

La pérdida de dientes puede tener un impacto importante en tu salud en general y en otros aspectos de tu vida, incluida la autoestima, por eso es importante que si tienes alguno de estos síntomas visites a un odontólogo.

 

 

En el Directorio MIS contamos con odontólogos especializados en periodoncia que te ayudaran a prevenir o tratar cualquier enfermedad periodontal para conservar la salud de tus dientes.

 

Fuente: Clínica Arias 

 

 

El blanqueamiento dental se ha convertido en el procedimiento dental cosmético más popular en el mundo. Una sonrisa blanca puede obtenerse mediante tratamientos caseros o profesionales.

 

 

Y con este fin, encontramos en el mercado multitud de productos para conseguir unos dientes más blancos lo que dificulta elegir el que más nos conviene.

 

 

Por otro lado, los tratamientos de blanqueamiento de dientes realizados por profesionales han demostrado ser más efectivos que los productos que puedes encontrar en las tiendas. Las pastas de dientes  o las bandas que se venden en farmacias tienen una efectividad limitada y no ofrecen los mismos resultados que un blanqueamiento realizado en un consultorio dental.

 

 

Los procedimientos de blanqueamiento que se realizan por expertos en una estética dental toman en cuenta las características y necesidades de cada paciente y se realizan tratamientos personalizados, de este modo se obtienen resultados notables en menos tiempo, y duran más.

 

 

Es importante recalcar que son realizados por profesionales calificados y que cuidarán no solo blanquear tus dientes, sino proteger el esmalte de los mismos.

 

 

Si estás considerando blanquear tus dientes, asegúrate de elegir una opción segura y que haya demostrado su eficacia, en nuestro Directorio de especialistas MIS  encontrarás profesionales expertos en estética dental que pueden ayudarte a recuperar el blanco natural de tu sonrisa.

 

Fuente Clínica Arias

 

 

Cuidar de tus dientes es probablemente una de las primeras cosas que aprendemos cuando somos niños y que en muchos casos seguimos de forma estricta a lo largo de nuestra vida.

 

Conocemos los consejos clásicos que incluyen evitar ingerir demasiada azúcar, café o vino tinto para evitar las manchas, cepillarnos los dientes y utilizar frecuentemente el hilo dental. Pero para asegurar una larga vida a nuestros dientes hay cosas que es importante saber.

 

 

Niveles de acidez en los alimentos

 

Cada vez que comemos, los niveles de acidez en la boca aumentan drásticamente. Toma alrededor de una hora para que los niveles de acidez vuelvan a un balance normal. Cuando los niveles de acidez se elevan de forma consistente, como por ejemplo: comer dulces de forma habitual, aumentamos el peligro de que nuestros dientes sufran de caries.

 

 

La mejor forma de proteger tus dientes es asegurarte de mantener tu ingesta de azúcar bajo  y en vez de picar a lo largo del día, si quieres tomar algo dulce hazlo de una sola vez y toma un vaso de agua después.

 

Practicar deportes

 

 

Malas noticias para las personas deportistas, muchas veces los deportes y la pérdida de dientes van juntas, por eso si practicas deportes de equipo es buena idea utilizar protectores bucales. Si tienes la mala suerte de perder un diente mientras practicas deportes, guarda el diente en saliva o leche y ve directamente al dentista, porque a lo mejor pueden volver a colocarlo.

 

 

Rechinar los dientes

 

 

Muchos de nosotros rechinamos los dientes en algún momento de nuestra vida, y esto puede ser algo inconsciente. Cuando esto sucede de forma regular puede desgastar los dientes y además causar tensión tanto los tejidos que lo rodean como en la encía y el hueso.

 

Si el daño es grande el diente puede aflojarse y caerse. Normalmente rechinamos los dientes y tensamos la encía por estrés o ansiedad, pero también puede ser causado por una mordida anormal.

 

Por eso si notas dolor o tensión en la encía, visita a tu dentista para que pueda ofrecerte cuidados preventivos y soluciones. Encuentra uno en el Directorio de especialistas MIS 

 

 

Factores externos

 

 

Hay muchos factores que influyen en la salud de tus dientes, tales como el sexo, los hombres son más proclives a desarrollar enfermedades periodontales que las mujeres, o la genética. Pero si bien estos factores no los puedes controlar, existen otros factores externos que influyen en la salud de tu boca. Algo tan simple como mantener limpios tus dientes mediante el cepillado diario, beber mucha agua y utilizar el hilo dental pueden ayudarte a prevenir problemas dentales. Y por supuesto evitar el tabaco, fumar es una de las cosas que más dañan a los dientes y encías.

 

 

Siempre hay una solución

 

 

La pérdida de un diente hoy en día puede no tiene por qué ser un problema para toda la vida. Existen muchas soluciones tales como los implantes dentales, que remplazan de forma segura y duradera los dientes perdidos, con un aspecto natural y armónico.

 

 

Si tienes dudas sobre la salud tus dientes, acude a tu dentista de confianza o consulta el Directorio MIS, encontraras  odontólogos y profesionales que te ayudarán a cuidar, prevenir o solucionar cualquier problema.

 

 

Fuente: Clínica Arias 

 

El cepillado de dientes es una tarea a simple vista muy sencilla, si nos fijamos en los detalles a lo mejor no lo estás realizando bien. La presión del cepillado, la fuerza y el tiempo que le dedicamos no siempre es el que deberíamos.

Muchas personas piensan que mientras más rápido y fuerte sea el cepillado es mejor, creen que aplicando una mayor presión o utilizando un cepillo de cerdas duras es la mejor forma de remover la placa de los dientes; cuando en realidad pueden dañarlos. Cepillarse los dientes con demasiada fuera puede deteriorar el esmalte, irritar las encías, causando molestias o dolor de dientes y/o sangrado en las encías.

 

¿Cuál es el tiempo ideal de cepillado?

 

Como no hemos dicho en otras ocasiones, los profesionales recomiendan que te cepilles los dientes dos veces por dos minutos cada una. Un cepillado de dientes más corto puede suponer que no te dé tiempo de cepillar todos los ángulos y todas las caras de los dientes. Y si no te cepillas toda la dentadura, esos sitios que olvidas seguirán acumulando placa y bacterias.

 

Sin embargo cepillarte por demasiado tiempo los dientes puede irritar las encías, por eso el tiempo recomendado son dos minutos.

 

 

¿Qué es más importante, la duración o la fuerza con la que cepillamos nuestros dientes?

 

Ya hemos dejado claro que el tiempo ideal de cepillado son dos minutos, pero es importante que durante este tiempo el cepillado sea suave, es mejor seguro cepillarse los dientes suavemente por 2 minutos que muy fuerte por 30 segundos. Se te cepillas con demasiada fuerza puedas causar problemas en el esmalte que a la larga pueda causar caries.

 

 

La forma ideal de cepillarte los dientes

 

Cepíllate los dientes dos veces al día en sesiones de 2 minutos cada una para asegurarnos de tener tiempo suficiente de llegar a todos los rincones donde se acumula la placa en nuestros dientes. También es muy importante que te cepilles suavemente los dientes, pero con suficiente firmeza para remover la placa sin dañar el esmalte o lastimar las encías.

 

Para alcanzar una buena limpieza es importante utilizar cepillos de dientes cuyas cerdas estén en buenas condiciones, por eso hay que cambiar el cepillo de dientes como mínimo cada tres meses.

 

Para más información, consulta a tu odontólogo de confianza o consulta el Directorio MIS seguro encontrarás un especialista cerca de ti. 

 

 

Fuente: Clínica Arias

 

 

Es muy saludable beber agua y además es bueno para tus dientes. El 60% del cuerpo humano esta conformado de agua y al tomarla hidrata a tu cuerpo y distribuye los nutrientes a todos tus órganos. Le da a tu piel un brillo saludable y ayuda a mantener a tus músculos en buena forma.

 

Ademas de todo esto tomar agua es una de las mejores cosas que puedes hacer por tus dientes, especialmente si el agua tiene fluoruro. Los siguientes son los beneficios que tiene el consumo de agua para tu salud bucal:

 

 

  1. Fortalece tus dientes y  ayuda a prevenir las caries.
  2. Mantiene tu boca fresca y limpia: El agua limpia tu boca de ácidos y elimina restos de comida. Además diluye los ácidos producidos por las bacterias.
  3. Combate la sequedad de boca: La saliva neutraliza el ph en la boca y es la mejor defensa que tiene tu boca contra la caries: lava los restos de comida, te ayuda a tragar con facilidad y mantiene tus dientes fuertes al lavarlos con calcio, fosfato y flúor.

 

 

Cuando el suministro de saliva es bajo, la sequedad de boca puede ponerte en riesgo de caries dental. Beber agua disminuye el riesgo, mientras buscas junto a tu dentista cuál es la mejor solución a largo plazo.

 

 

4.Tiene CERO calorías: Las bebidas endulzadas con mucha azúcar crean un ambiente perfecto para las bacterias causantes de la caries y tienen otras consecuencias negativas para la salud, como el aumento de peso.De hecho, según los estudios, beber agua puede ayudarte a perder peso.

Así que la próxima vez que quieras una bebida, piensa en elegir agua: cuidarás tu cuerpo y tu sonrisa.

Fuente: Asociación Dental Mexicana ADM

 

La preocupación por la salud oral por parte de las mujeres ha aumentado debido a los a los estándares actuales de estética y a los cambios hormonales que experimentan. Las fluctuaciones de hormonas afectan a los tejidos periodontales, y hacen que la respuesta del cuerpo a las toxinas propias de la placa dental disminuya.  

 

Como resultado de estos cambios, las mujeres son más propensas a desarrollar enfermedades periodontales en algunas fases de su vida, así como otros problemas de salud oral.

 

Las fases en que las hormonas de las mujeres afectan a su salud oral son:

 

  1. Pubertad:la oleada de producción de hormonasfemeninas como estrógenos y progesterona que ocurre durante la pubertad puede aumentar el riego sanguíneo a las encías y cambiar la manera cómo los tejidos periodontales reaccionan ante la placa dental. Esto provoca que el tejido gingival enrojezca, se hinche y sea más propenso al sangrado durante el cepillado o el uso del hilo dental.

 

 

  1. Durante el ciclo menstrual:debido a los cambios hormonales (particularmente al aumento de la progesterona) que se da, algunas mujeres experimentas cambios orales que pueden incluir encías rojas, brillantes e inflamadas, hinchazón de las glándulas salivales, desarrollo de llagas o sangrado de las encías. La gingivitis de la menstruación suele darse uno o dos días antes de que empiece el ciclo menstrualy se va antes de que termine.

 

 

  1. Al tomar anticonceptivos orales: las mujeres que toman pastillas anticonceptivas que contienen progesteronapueden experimentar las mismas consecuencias comentadas anteriormente, algo que se produce especialmente durante los primeros meses.

 

 

Este es un motivo de suficiente peso para decirle a tu odontólogo que considere ciertos medicamentos para disminuir el efecto.

 

  

  1. Embarazo:los cambios hormonales son muy significativos durante el embarazo. El aumento de la progesterona puede hacer que las mujeres sean especialmente vulnerables a la placa dentaldesde el segundo al octavo mes. Tu odontólogo puede recomendarte recibir limpiezas dentales frecuentes durante este tiempo para intentar evitar la gingivitis.

 

 

  1. Menopausia: la menopausia suele coincidir con una época de la vida en que el aumento del consumo de medicinas también puede provocar ciertos problemas orales. Estos incluyen la alteración del sabor, una sensación de quemazón en la boca, una mayor sensibilidad a las bebidas y comidas frías y calientes, así como una reducción de la saliva.

 

 

Además, la reducción de los estrógenos que se da durante la menopausia también aumenta el riesgo de las mujeres de padecer pérdida ósea u osteoporosis así como inflamación de los tejidos periodontales. La pérdida de hueso, especialmente en la mandíbula, puede provocar la caída de los dientes.

 

 

Si requieres más información contacta a tu especialista o encuentra uno en el Directorio MIS 

Cada vez que cepillas tus dientes estas confiado en que tu cepillo dental está realizando su trabajo y ayudándote a quitar la placa y bacterias de tu boca. Pero si estas utilizando un cepillo de dientes viejo, entonces no le estás haciendo ningún favor a tu boca.

Cepillarte los dientes juega un rol importante en la higiene oral personal. No obstante, si los cepillas tan a menudo como deberías – al menos dos veces al día, una en la mañana y una antes de dormir – entonces las cerdas del cepillo se están gastando más rápido de lo que piensas. Esto no es bueno porque un cepillo desgastado no es tan efectivo al limpiar tus dientes y combatir las caries.

Conforme las cerdas comienzan a deshilacharse, dejan de ser capaces de entrar entre tus dientes, por lo que el cepillado no será eficiente.

Aunque un cepillo de dientes desgastado puede ser un inconveniente la solución es simple: reemplazarlo. La Asociación Dental Estadounidense ADA recomienda que las personas remplacen su cepillo aproximadamente cada tres o cuatro meses, o posiblemente antes si en ese periodo se padeció de alguna enfermedad.