Un estudio reciente ha investigado el efecto que la vascularización ósea y los niveles del hueso cortical tienen en la pérdida de hueso marginal alrededor de los implantes.

Los investigadores de KU Leuven en Bélgica evaluaron 1,701 implantes dentales para el estudio. Las radiografías se tomaron en la colocación, la conexión del pilar y en un año después de la carga. La vascularización del hueso fue juzgada subjetivamente por el cirujano como buena, media o mala. Se analizaron CBCT para determinar la calidad ósea y también se tomaron datos adicionales, como los valores de ISQ y la posición del implante.

Los investigadores descubrieron que había más pérdida ósea durante las primeras etapas de la curación para aquellos con mala vascularización. Después de la conexión del pilar no hubo diferencia entre los grupos. La pérdida ósea después de un año fue significativamente menor en el hueso esponjoso.

Este estudio apoyó observaciones anteriores de que el hueso esponjoso es más adecuado para la curación rápida en comparación con el hueso cortical. El estudio, aunque limitado en su alcance, sugiere que la planeación de un implante dental debe considerarse la cantidad de vascularización y la proporción de hueso cortical.

Este estudio fue presentado como un e-poster en el Congreso de EAO 2017.

Contáctanos

*Todos los campos son obligatorios.